Adaptarse a una nueva almohada

Adaptarse a una nueva almohada.dormir hacia arriba

Adaptarse a una nueva almohada requiere un tiempo, en Dormitienda te contamos todo lo que necesitas saber para adaptarse a una nueva almohada, por norma general siempre nos costara un poco adaptarnos al nuevo sistema de descanso ya sea una almohada o un colchón.

Por norma general adaptarse a una nueva almohada también requiere adaptarse a una nueva postura de descanso ya que cada tipo de almohada requiere una postura diferente…de lado, boca arriba, boca abajo.

Puedes tardas dos o tres semanas en adaptarse a una nueva almohada, dependiendo el cambio de postura que implique ese cambio de almohada. Puede que te despiertes por las noches porque estés incómoda, coge la almohada vieja y duerme un rato con ella,  de esta manera te irás acostumbrando poco a poco a la nueva almohada, y a dormir en una nueva posición, el cambio será más lento pero seguro que pronto no podrás dormir sin la almohada nueva.

Dormir de lado.

Cuando duermes de lado la almohada tiene que ocupar el espacio justo que hay entre la cabeza y el colchón, consiguiendo que la cabeza y las cervicales estén alineadas con la columna. Debemos tener claro que la almohada esta para dar apoyo a la cabeza, al cuello y a los hombros.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que cuanto más ancho sean los hombros, más gruesa tiene que ser la almohada para que así haya una correcta alineación. Al igual que si duermes en un cochón duro la almohada también tiene que ser más dura , en cambio, si duermes en un colchón más blando, la  almohada tendrá que ser menos firme.

Es importante probar la nueva almohada sobre un colchón de la misma firmeza.

Dormir hacia abajo. 

Esta postura no es la más recomendable para dormir ya que dormir hacia abajo puede arquear y torcer la columna hacia atrás y puede tener efectos negativos a largo plazo. Si eres de los que duerme hacia abajo podemos plantearnos que con el cambio de almohada intente cambiar también la postura en la que duerme.

Dormir boca arriba.

Si eres de los que duerme boca arriba tendrás que utilizar una almohada más baja que si duerme de lado. La cabeza, el cuello y los hombres tienen que tener un correcto soporte. La perfecta almohada permite que la cabeza se hunda un poquito y las cervicales quedan perfectamente estiradas.

En el blog de Dormitienda encontraras consejos sobre todos los temas relacionados con el descanso. La postura correcta, porque bostezamos, los sueños, como adaptaros al colchón nuevo, los sistemas de descanso para los niños, como podemos descansar la vista

¿Quieres conocer nuestra variedad de almohadas Dormitienda?

4 votes