Hay que dormir 8 horas diarias, ¿mito o realidad?

  • dormir-6-horas-dia

Cada vez se habla más de la importancia de dormir suficientes horas y de la importancia del sueño.  Según la Organización Mundial de la Salud y la National Sleep Foundation (EE.UU) coinciden en que una persona adulta entre 18 – 64 años,  debe dormir unas 7 u 8 horas diarias. Esta cifra no deja de ser una media, por lo que las necesidades de cada individuo pueden variar

Según los expertos, dormir menos de seis horas es como no dormir. Debemos dormir al menos ocho horas al día y del tirón ya que es clave para poder rendir al día siguiente.

Agotamiento, mal humor pero sobre todo déficits en el rendimiento. Estos son algunos de los síntomas de no haber descansado lo suficiente. Pero muchas personas no cumplen la recomendación de dormir ocho horas y acostumbran a descansar algunas menos. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista científica Sleep desvela que los déficits cognitivos y de rendimiento en aquellos que duermen seis horas son muy similares a los de personas que no pegan ojo durante dos días seguidos.

En este estudio, casi medio centenar de personas se prestaron a participar en el trabajo. Los 48 participantes, de entre 21 y 38 años, se dividieron en cuatro grupos de sueño y se monitorizó el comportamiento físico y también psicológico. Uno durmió las recomendadas ocho horas durante dos semanas, un segundo grupo descansó seis horas también durante dos semanas; al tercero le asignaron tan solo cuatro horas de sueño en dos semanas y a un último grupo se les privó de dormir durante dos días seguidos. Y los resultados arrojaron algunas sorpresas.

Las que rindieron con más normalidad fueron las personas que habían descansado las ocho horas reglamentarias. Y si bien seguramente lo esperado era que, a menos horas, peor rendimiento, al décimo día de trabajo la cosa cambió y el resultado evidenció que los que habían descansado seis horas rendían igual de mal que los que no pegaron ojo durante dos días y su comportamiento cognitivo fue igual de pobre.

Para los investigadores quedó demostrado que prácticamente no había diferencias entre el segundo y el cuarto grupo y concluyeron que dormir seis horas o menos tiene secuelas muy similares a las de aquellas que no habían dormido durante dos días seguidos.

¿Cómo llevar el día lo mejor posible?

En muchas ocasiones nos sentimos cansados y con poca energía porque hemos estado durmiendo poco o mal, en este caso podemos llevar a cabo diferentes instrucciones para llevar el día lo mejor posible

• Toma bebidas con cafeína como café o bebidas energizantes para así mantenerte activo durante el día

• Date una ducha fría, esto te ayudara a que tu cuerpo se despierte antes y puedas sentirte fresco.

• Haz una rutina de ejercicios ligeros, activaras tu cuerpo y te sentirás con más energía.

• Toma un desayuno saludable que conste de alimentos ricos en proteínas y carbohidratos

Estos son algunos de los consejos que puedes llevar a cabo durante el día para sentirte más activo, pero hay que tener en cuenta que en ocasiones no descansamos bien porque nuestro sistema de descanso no está en buenas condiciones.

Alimentos para mejorar nuestro sueño

También hay alimentos que nos ayudará a dormir mejor, lo que cenamos y en qué cantidad influye tanto o más como el equipo de descanso, temperatura de la habitación, luminosidad, estrés, etc., en la calidad de nuestro sueño.

Esta no es la primera vez que hablamos de alimentos y comidas inductores del sueño pero, en esta ocasión queremos recopilar unos cuantos alimentos que no suelen mencionarse mucho y que, bien por ser fuentes de melatonina o por contener elementos que la estimulan, tienen efectos positivos en el sueño.

Salmón y arenque: contienen grandes cantidades de DHA, un ácido graso de la familia omega-3. Este ácido estimula la producción de melatonina responsable de regular el ciclo del sueño.

Verduras con alto contenido en vitamina B que ayuda al cuerpo a regular el ciclo del sueño y la producción de serotonina, otro estimulante de melatonina.

Cerezas: Son pequeñas bombas de vitaminas y fuentes naturales de melatonina, además de ser conocidas por sus propiedades antiinflamatorias.

Nueces: Los niveles de melatonina en sangre se multiplican por tres cuando se consumen nueces, así que suponen un buen remedio para los trastornos del sueño.

Y si a esto le añadimos un vaso de leche, alimento que tradicionalmente se asocia al sueño, tenemos un buen menú para la cena de esta noche, ¿no?

La falta de sueño nos afecta a la salud

La falta de sueño está relacionada con un deterioro importante de la capacidad de percepción además de la debilitación del control emocional y una dificultad para pensar, aprender y tomar decisiones propias.

La falta de sueño hace que podamos tener problemas en el metabolismo, inmunológicos, oncológicos y aumenta el riesgo de padecer diabetes, obesidad. Hay que ser consientes de que el no dormir tiene muchos efectos potenciales en nuestra salud.

No dormir durante 28 horas seguidas es equivalente a una tasa de alcohol en sangre no permitida, al igual que dormir solo 6 horas al día durante doce días. El insomnio es un mal que nos hace despertar cuando nuestro cerebro sabe que deberíamos estar durmiendo.

Para no padecerlo es importante que mejoremos nuestros hábitos en general, crear y mantener una rutina de sueño, añadir una siesta a nuestro día a día, practicar deporte pero no intenso antes de dormir, al igual que practicar ejercicios de relajación antes de conciliar el sueño además de favorecer un ambiente bueno de sueño.

Call Now Button