El descanso de un niño

el descanso de un niño

 

Es importante que el descanso de un niño en edad infantil o en edad adolescente sea perfecto, saber que es crucial para respaldar su desarrollo mental además de físico.

Los niños en edad escolar deben de dormir entre 10 y 11 horas, durante el descanso de un niño tanto el cuerpo como el cerebro están regenerándose y preparándose para cumplir todas las tareas del día siguiente.

Una manera de ayudar a tus hijos en su descanso es marcar unos horarios regulares de sueño, es decir, irse a la cama y levantarse todos los días a la misma hora, incluso los fines de semana. También es importante marcar una rutina antes del sueño que incluya un baño, cepillarse los dientes, leer un cuento o incluso preparase la ropa del día siguiente.

Durante el descanso de un niño se reponen las energías, el organismo regenera cantidad de hormonas fundamentales para el buen funcionamiento de la inteligencia y la memoria.

Otra característica que debemos conocer sobre el descanso de un niño es que durante el sueño consiguen madurar el sistema nervioso. Por supuesto es importante evitar todo tipo de alimentos que les pueda alterar el sueño como por ejemplo alimentos como el chocolate o con azúcar.

No ver la televisión, ni jugar a video juegos…Olvidarse de estos estímulos que afectan al sueño. Mantener la habitación oscura y con una temperatura agradable. Es aconsejable que los niños inicien esta rutina desde pequeños para ayudar a la salud en el sueño.

Por todo ello es fundamental que los niños duerman las horas necesarias. ¿Quieres conoce más consejos sobre el descanso? En nuestro blog de Dormitienda te contamos infinidad de curiosidades sobre el sueño.

0 votes