Seis consejos de decoración para dormir como en casa en vacaciones

//Seis consejos de decoración para dormir como en casa en vacaciones

La decoración para la casa de vacaciones casi siempre viene acompañada de dudas. Te planteas preguntas como “¿Debo gastarme mucho dinero?” o “¿Qué ideas cojo?”. Aunque sea tu segunda residencia y, racionalmente, pienses que la vas a usar poco, ¡sigue siendo tu casa! Su decoración es fundamental para sentirte a gusto y conseguir, también en vacaciones, el descanso que buscas.

La decoración de la casa de vacaciones para muchos propietarios no es una prioridad y no realizan grandes inversiones. Muebles sencillos y económicos, sábanas ya usadas en la primera vivienda o vajillas sencillas y baratas son algunas de las opciones porque, por supuesto, vestir tu segunda casa es un gran desembolso. Aún así, nuestra recomendación es que siempre elijas una decoración que te ayude a dormir como en casa, al menos en tu habitación y en la de tus niños. Porque, aunque no vives allí habitualmente y no utilizas tanto las cosas como en tu casa, en el periodo vacacional también debes de conseguir dormir bien y descansar. La decoración, el mobiliario, la mejores almohada y los mejores colchones son muy importantes para conciliar el sueño.

 

Consejos de decoración para casas de vacaciones, ¡consigue el mejor descanso!

  1. Colores

Buscar la calidez en la habitación es esencial y eso te lo ofrecerán los colores de las paredes, de los muebles, de los elementos decorativos y del textil. Los mejores colores siempre serán los más cálidos y neutros. Los tonos azules son siempre más propicios para conciliar el sueño, así como los verdes agua marina, seguidos de los beige y marrones.

 

Si eres de los que no quieren pintar las paredes de la habitación y prefieren dejarlas blancas, elige muebles de tonos de madera en sus versiones más claras para darle una sensación de calidez y aprovecha la ropa de cama, las cortinas y los elementos decorativos en tonos azules o verdes. Evita siempre los estampados florales en el dormitorio y los estilos pop art, ya que suelen ir acompañados de colores muy intensos que son poco propicios para conciliar el sueño.

  1. Descanso

A la hora de elegir los productos de descanso de la segunda residencia siempre tendemos a decidirnos por los más baratos. Pero para disfrutar de unas buenas vacaciones y relajarte implica que siempre elijas un buen colchón viscoelástico y las mejores almohadas. Todo ello pensado para que se amolde a tu cuerpo y te permita conciliar mejor el sueño, permitiéndote recuperar las horas de sueño que pierdes durante el resto del año.

Por otro lado, un cabezal tapizado es la mejor opción, sobre todo en complejos residenciales donde siempre hay ruidos. El tapizado absorberá los ruidos que estén cerca de tu cama, ayudándote a conciliar mejor el sueño y que tu fase REM sea mucho más duradera.

 

  1. Luces

Las luces también son un elemento de decoración que debemos tener muy en cuenta para dormir como en casa en vacaciones. En cuanto a las luces de tu habitación debes saber que:

  • La luz ambiente debe ser directa pero muy suave. Colocarlas en la mesita o en la pared a la altura de tu cabeza es la mejor opción.
  • La luz de techo es mejor enfocarla hacia las paredes o zonas con muebles para rebajar su intensidad.

 

Si tu segunda residencia está en una zona costera es aconsejable elegir unas cortinas tupidas, porque impedirán que entre mucha luz natural y, te permitirá tener las persianas levantadas durante la noche para que entre el fresco.

  1. Orden

El orden es muy importante en la decoración de una casa de vacaciones porque influye a la hora de conseguir dormir como en casa. Aunque sea una segunda residencia, tu dormitorio no tiene por qué ser un caos. Mantener un patrón en cuanto a la estructura es fundamental para tener un buen descanso. Por eso, una muy buena opción es tener una cama canapé que nos permita disponer siempre de espacio para guardar las cosas y tenerlas siempre a mano.

Crear zonas de paso hacia la cama te ayudará a tener sensación de amplitud  y así conciliar mejor el sueño. Es importante que pienses en esto a la hora de elegir tus muebles, ya que vale más que sean pequeños y prácticos que no grandes y que te quiten espacio. El descanso en zonas “abiertas” es mucho más fácil que en espacios angostos, por eso, la sensación de amplitud es tan importante en la casa donde pasas las vacaciones.

  1. Geometría

Para dormir como en casa, asegúrate de que la cama sea la zona principal de la habitación y, a partir de ahí ve colocando los muebles. Es importante que tanto la ventana como la puerta queden a los lados de la cama. Los muebles con líneas rectas te ayudarán a crear armonía y paz, así que son tus mejores aliados que te ofrecerán una decoración para dormir como en casa.

Por supuesto, tener un juego con las mejores almohadas te ofrecerá armonía y una estructura con la que mantener el orden. Asegúrate de que los colores acompañan al resto de elementos decorativos y, también, que sean de líneas suaves y que no interfieran en tu sueño.

 

  1. Elementos relajantes

El descanso viene siempre acompañado de dos cosas:

  • Decoración sutil que propicie la armonía: flores –aunque sean artificiales-, velas, cuadros con tonalidades claras…
  • Elementos decorativos que nos ayuden a conciliar el sueño: juegos de cama suaves y frescos o un ventilador de techo.

 

Un gran consejos es que elimines los electrodomésticos de la habitación. Para disfrutar de tu cama y poder dormir como en casa es importante que elimines televisores, radios y cualquier aparato eléctrico que pueda interrumpir tu descanso. ¡Estar de vacaciones implica desconectar y relajarse!

Como ves, tener una decoración para dormir como en casa en vacaciones no es complicado, aunque requiere de tiempo, ganas e ilusión. Las vacaciones están para disfrutarlas y vale la pena apostar por tu descanso.

0 votes
2018-08-29T08:22:41+00:00 Categories: Tienda de colchones online - Dormitienda|