Consejos para superar el síndrome postvacacional

//Consejos para superar el síndrome postvacacional
  • superar-sindrome-postvacacional

Para muchas personas el año no comienza en enero sino en septiembre y este inicio viene acompañado de una lista de buenos propósitos que suele recoger, entre otros, casi todos los ingredientes de un estilo de vida saludable (dormir bien, hacer ejercicio, llevar una dieta equilibrada,…).

Septiembre puede ser un mes de expectación positiva, -algo así como comenzar a escribir en un libro en blanco-, pero, desgraciadamente, no siempre nos lo tomamos de esta manera y sufrimos ese desánimo que nos hace sucumbir en la denominada “depresión postvacacional”, fruto de tener que adaptarnos a la rutina diaria después de un periodo de vacaciones.

Empieza un nuevo curso para casi todos, niños, mayores, trabajo y este comienzo llega en un momento en el que, tras el descanso de verano, nos encontramos frescos, descansados y listos para la acción.

Porque lo cierto es que empezar esta nueva etapa bien es un reto personal al alcance de todos si nos lo proponemos seriamente. Está claro que hay dificultades, más de las deseadas, que no allanan el camino pero si no fuera así no sería un reto y no sería tan satisfactorio ver cómo lo superamos.

Es importante tener claro cuál es el objetivo o la meta y que lo vamos a alcanzar sí o sí. A partir de ahí, todos los pasos que demos nos encauzarán a ello. Así que pongámonos en marcha que tenemos mucho que hacer, comencemos la rutina diaria, aceptemos las novedades, tengamos claras las metas y zambullámonos en ese gran proyecto de que es el día a día de nuestra vida.

Como queremos que seas de los primeros, de los que ven septiembre como un mes de oportunidades, queremos adelantarnos y proponerte unos pequeños gestos que harán que la palabra depresión no esté en tu diccionario.

  • Escalona tus vacaciones. ¿Estás a punto de volver de tu sitio de veraneo? Pues dedícalo a dormir, a descansar y a relajarte. En definitiva, ponte en “modo off” antes de volver. Está comprobado que el efecto de las vacaciones es más duradero cuando las vacaciones son de relax.
  • Tras la vuelta, déjate un par de días libres antes de incorporarte a tu rutina laboral. Puedes aprovecharlos para prepararte: poner tu casa en marcha, comenzar a consultar tu agenda, plantearte objetivos para tu nueva etapa,… ¡Empieza a activarte y ponerte en “modo on”!
  • Llegado el día 1 de tu “nueva vida”, desayuna bien tras una noche de sueño reparador, y comienza el día con ilusión, viendo la parte positiva. Es el día de la vuelta, del reencuentro con los compañeros y de contar todas aquellas cosas que has hecho en tus vacaciones. ¡Sé positivo y contagia a tus compañeros!
  • Pon en práctica tus propósitos de “vida nueva”. Haz ejercicio, cuida tu alimentación, duerme tus 8 horas diarias, permítete un rato de ocio al aire libre, lee, reencuentra a tus familiares y amigos, etc.
  • Y cuando llegue el fin de semana, escápate y vuelve al espíritu de las vacaciones.

Ha empezado el mes de Septiembre que para muchos significa el fin de las vacaciones y la vuelta a la rutina y con ello, en muchas ocasiones, el síndrome postvacacional, al que se le podría definir como “El estado que se produce en el trabajador al fracasar en el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento”

Trastornos del sueño, apetito, dolor de cabeza, apatía, irritabilidad, malestar general son algunos de los síntomas que sufrimos la mayoría de las personas después de las vacaciones.

Estos síntomas se pueden solucionar con algunos consejos que nos ayuden a descansar mejor y a afrontar la vuelta al trabajo. Además, no debemos olvidar que nuestro colchón debe de convertirse en nuestro aliado para conseguirlo. Consejos como estos nos pueden ayudar a superar los síntomas postvacacionales:

• Regularizar el ritmo del sueño, es decir, dormir las horas necesarias retomando el horario del día a día.
• Recuperara la alimentación habitual tras los excesos.
• Proponerse metas que ayuden a superar el cambio.
• Disfrutar al máximo del tiempo libre. Practicar deporte al aire libre.

El síndrome postvacacional también lo pueden padecer los niños con la vuelta al cole, en el caso de los niños se recomienda que una semana antes se empiecen a ajustar los hábitos del sueño y llevar una correcta alimentación, de esta manera el cambio no será tan brusco.

El inicio del mes de Septiembre puede venir acompañado de una lista de buenos propósitos que suele recoger un conjunto de ingredientes para tener un estilo de vida saludable (dormir las horas necesarias, practicar ejercicio, dieta equilibrada…)

¿Por qué no empezar el mes de Septiembre con positivismo? ¡Feliz vuelta al trabajo!

2019-09-11T14:36:41+00:00 Categories: Descanso en vacaciones|
Call Now Button