La temperatura ideal para dormir

//La temperatura ideal para dormir
  • temperatura ideal para dormir- Dormitienda

No dormir bien puede tener consecuencias no deseables para nuestra salud como cansancio, irritabilidad, estrés, confusión o cambios en nuestro metabolismo.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta es la temperatura de la habitación en la que dormimos. Cuando hace mucho calor es muy difícil dormir bien y lo mismo pasa cuando hace mucho frío. Si la temperatura es superior a 26 ºC nuestro cuerpo activa un mecanismo de autoregulación que interfiere en nuestro sueño y altera nuestro reloj biológico. Lo mismo ocurre cuando hace demasiado frío.

Pero a lo largo del día nuestra temperatura corporal va cambiando. Cuando nos despertamos está bastante baja pero va aumentando para activarnos y darnos energía. Por la tarde noche empieza a disminuir la temperatura para liberar calor y el cuerpo se prepara para dormir. Esto tiene que ver con el ritmo circardiano, es decir, los cambios físicos, mentales y de comportamiento que experimenta nuestro cuerpo a lo largo del día, dependiendo de factores como la luz y la oscuridad.

Es también muy habitual que muchas personas tengan problemas para conciliar el sueño durante la época de verano. En verano la gente sale más, bebe más alcohol y tiende a irse a dormir más tarde. Además la calidad del sueño disminuye a partir de los 26 grados. El aumento de la temperatura corporal afecta también a la generación de melatonina y al cerebro le cuesta más producir la hormona del sueño.

Se ha estimado que la temperatura ideal para dormir oscila entre los 18 y los 21ºC en el dormitorio. En el caso de los bebés, suele ser necesario un ambiente un poco más cálido: uno o dos grados más. 36,7ºC sería la temperatura ideal para dormir que debe tener nuestro cuerpo. La sensación térmica puede variar en función de nuestro sexo y nuestra edad.

Para dormir con la temperatura ideal te recomendamos lo siguiente:

  1. Elimina la luz. Por la noche, cualquier fuente lumínica sobra.
  2. Equipo eficiente. Instalar un sistema de calefacción y aire sostenible y de calidad.
  3. Ropa de cama adecuada. Adapta las sábanas, mantas y pijamas a la época del año. Es recomendable apostar por materiales de fibras naturales como algodón, lino o seda para evitar que se acumule la humedad.
  4. Lo adecuado es conseguir unos niveles de humedad de entre el 40% y el 60%.
  5. La cama y la almohada. Te recomendamos una cama y una almohada transpirables . El colchón tiene una gran importancia a la hora de lograr una temperatura ideal para dormir. Un colchón de materiales poco transpirables concentrará el calor, dificultando que conciliemos el sueño.

La nueva colección de Dormitienda  dispone de colchones premium, altamente transpirables, atérmicos y hechos con materiales orgánicos y certificado Oeko-Tex Standard 100.

2020-08-18T10:36:39+00:00 Categories: Consejos sobre el descanso|
Call Now Button