Vuelta al cole: cómo recuperar la rutina de sueño de los niños

/, Descanso en vacaciones/Vuelta al cole: cómo recuperar la rutina de sueño de los niños

La rutina de sueño debe de recuperarse antes del inicio de las clases porque cuando los niños duermen de manera óptima se favorece a su correcto desarrollo y al aprendizaje. Después de las vacaciones siempre es costoso volver a retomar los hábitos que se siguen durante el curso escolar. Toma nota de los consejos que te facilitamos para que tu hijo retome los horarios de ir dormir.

Durante las vacaciones los niños se divierten, juegan, se bañan en el mar o en la piscina y rompen totalmente con los hábitos que siguen durante el curso escolar. Cuando está terminando agosto los padres ya están pensando en la vuelta al cole y en cómo conseguir que sus hijos vuelvan a las rutinas, sobre todo, la del sueño. La Asociación Española de Pediatría, AEP, señala que cuando los niños vuelven al colegio y retoman las rutinas es un momento idóneo para que incorporen hábitos saludables que formen parte de su estilo de vida y les ayuden a crecer sanos. Además, destaca que “la etapa escolar es una de las más importantes del desarrollo infantil, ya que, tanto sus habilidades intelectuales como sociales y físicas están en pleno crecimiento”. La AEP ha señalado, como recomendaciones  para la vuelta al cole, que los niños realicen como mínimo una hora de ejercicio moderado, tomen un desayuno que cubra el 25 % de las necesidades calóricas alimentarias y comprarles una mochila que no supere el 10% del peso del niño. En cuanto a la rutina del sueño de los niños, la AEP argumenta que “los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas como mínimo” esto es muy importante porque “favorece el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento”.

 

 

¿Cómo volver a la rutina del sueño?

  1. Establece un periodo de adaptación

Este es el primer paso para recuperar la rutina del sueño y todos los hábitos del periodo escolar. La vuelta a los horarios se debe de hacer poco a poco, de manera progresiva. Es recomendable empezar unas dos semanas antes del inicio de las clases para que los niños se adapten perfectamente a los cambios. Tu hijo no puede pasar de levantarse, por ejemplo, a las 12 de la mañana a de repente despertarse a las 7. De manera gradual debes de hacer que se vaya levantando cada vez más temprano hasta conseguir que se despierte a la hora que más os interesa para la que será su rutina diaria.

  1. Acostarse pronto

Los niños necesitan una vida ordenada y, establecer una hora concreta para acostarse ayudará a tu hijo a crear una rutina del sueño y a conseguir dormirse pronto. La hora de irse a dormir influye con la de despertarse, por eso, es necesario que tu hijo se acostumbre a acostarse pronto para poder levantarse también pronto. Un consejo es que prepares una tarde de actividades que lo cansen, el deporte siempre es una opción muy saludable que los agota, les ayuda a descansar y dormirse con mayor facilidad.

  1. Volver a las rutinas relacionadas con el sueño

Adquirir hábitos que se repitan todos los días a la misma hora como: el momento del baño, ponerse el pijama, cenar, lavarse los dientes, preparar la ropa del día siguiente o leer juntos un cuento antes de apagar la luz para dormir. Todas estas actividades son rutinas que ayudarán a tu hijo a adquirir conciencia de que ya ha llegado la hora de ir a dormir, por tanto, a retomar el hábito de ir pronto a dormir.

  1. Habitación con un ambiente adecuado

Para que tu hijo duerma y descanse de manera óptima la habitación deberá de tener una temperatura adecuada, luces tenues y evitar los ruidos. Además, es muy importante que tenga un colchón infantil que le proporcione un buen confort y que se adapte a sus necesidades.

  1. Ayudar a los niños con los cambios

Los niños viven intensamente todos los cambios que hay en su vida, por eso, es aconsejable que le expliques a tu hijo que las vacaciones terminan, que pronto empezará el colegio y verá a sus amigos. Siempre con una visión positiva que le ayudará a afrontar y adaptarse mejor al cambio.

 

Dormir es una función vital que tenemos todas las personas. Fomentar hábitos para dormir en los niños es muy importante porque el correcto sueño infantil les aporta muchos beneficios en su desarrollo y bienestar. Cuando tu hijo duerme las horas recomendadas tienen más energía y rinden más en la escuela consiguiendo un correcto aprendizaje.

1 vote
2018-08-29T08:09:18+00:00 Categories: Consejos sobre el descanso, Descanso en vacaciones|