¡TODOS LOS COLCHONES A MITAD DE PRECIO!

Financiación 36 meses sin intereses.

NO PAGUES HASTA 2023*

*Financiando la compra con Cetelem entre 6 y 12 meses

0
Inicio » Blog » Descanso en vacaciones » ¿De dónde vienen las campanadas?

Son muchas las tradiciones que nos suelen acompañar durante el año en España, pero las campanadas de final de año son las más destacadas, siendo estas capaces de unir a todo un pais celebrando la entrada al año nuevo. La felicidad en las caras es evidente, la unión entre amigos o familiares hace de este momento uno de los mas inolvidables durante el año.

¿Pero realmente de donde viene esta curiosa tradición? La tradición se sitúa en Madrid en 1880 una acción satírica y de protesta. La alta burguesía copió la costumbre francesa de hacer fiestas privadas en navidades en las que se disfruta del champagne y se combinaba con uvas mientras bebían. A su vez el Ayuntamiento de la ciudad prohibió los festejos en las calles que se celebraban normalmente la noche de reyes.

Los chulapos aprovecharon que aun estaba permitido reunirse frente la Puerta del Sol burlándose de la burguesía y comiendo uva a la vez que sonaban las campanadas, las uvas por aquel entonces eran lo más económico, con esto consiguieron llevar a cabo la protesta contra el Ayuntamiento. Muchos periódicos recogieron la noticia y la clasificaron de imperecedera costumbre. Aunque el consumo de las doce uvas mantuvo su carácter incorrecto y burlesco durante años, terminaría por normalizarse y extenderse al resto del pais con el paso del tiempo convirtiendo en una tradición.

Miles de familias celebran el final del año brindando con champagne y comiendo las doce uvas, además empezamos el año con nuevos deseos, abrazos y felicidad.

Tradicionalmente, la uva es un fruto que se suele asociar con símbolos positivos como la hermandad, la unión, la alegría y el placer (véase al dios Baco) o la espiritualidad. En la actualidad, la tradición marca que se coloquen doce uvas delante de cada comensal para simbolizar los doce meses del año. Cada uva comida tras la correspondiente campanada de medianoche supondrá buena suerte en el correspondiente mes. Aunque la tradición de las doce uvas tiene su origen en España y desde allí llegó a América Latina, en otros países también existen alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año.

En algunos países como Grecia se juega a cartas o a los dados, además esconden una moneda en el típico pan de albahaca y quien la encuentre tendrá suerte durante todo el año. En Japón las campanadas suenan hasta 108 veces deshaciéndose de pasiones y placeres terrenales para afrontar un nuevo ciclo reencarnación con los pecados del año anterior olvidados. Los daneses tiran platos contra las puertas de los amigos en señal de afecto hacia ellos y deseándoles suerte. También deben de saltar encima de una silla cuando suenan las campanadas.

En la actualidad en España se colocan 12 uvas delante de cada comensal para simbolizar los doce meses del año. Cada uva corresponde a un mes y con esta tradición buscamos la buena suerte.

En Dormitienda queremos desearles un feliz año y que disfruten de familiares y amigos despidiendo el año 2021 a lo grande.