Blogdormitienda_hogarlimpio

EL CAMBIO DE ESTACIÓN Y NUESTRO DESCANSO.

Todos sabemos la necesidad que tiene descansar bien para afrontar nuestros días. Muchas veces no descansamos lo necesario porque no cumplimos unas determinadas pautas. Existen muchos factores que van a influir en nuestro descanso, y entre estos factores nos encontramos con el orden de la habitación, la limpieza, la temperatura, la ropa de cama, y sobre todo un buen colchón y almohada.

El colchón es la base de nuestro descanso junto al canapé por eso debemos optar por uno que se adapte a nuestras necesidades, pero ¿y cómo elegir un buen colchón teniendo en cuenta la estación del año en la que vivimos? El cambio de temperatura de verano a invierno es abismal, por lo que se crearon colchones de doble cara en los que una cara era de verano y estaba fabricado con materiales como el algodón, y la otra cara era la de invierno donde la calidad de sus materiales podría venir de la lana.

En Dormitienda encontramos el colchón Dyamond viscoelástico con doble cara de gel que maximiza tu descanso gracias a sus materiales termorreguladores, adaptándose a las diferentes temperaturas climatológicas.

No hay que restarle importancia a la ropa de cama, hay que tener especial atención con la calidad del producto, fibras y tejidos. El algodón es por excelencia la fibra más habitual ya que las fibras son mejores naturales que sintéticas.

El algodón es una fibra transpirable y duradera y siempre la encontraremos en protectores de colchón, protectores de almohadas, sábanas, fundas y nórdicos.

Es muy importante que cada semana lavemos las sábanas, así como la funda de nuestra almohada, que también la sacudiremos cada día para quitarle polvo y recupere su forma habitual, sobre todo en las almohadas de plumas.

Dependiendo de la época del año también elegiremos una ropa de cama u otra. En invierno siempre optaremos por tejidos más cálidos en nuestras fundas del nórdico o sábanas de coralina, franela, etcétera, así como tonos más oscuros. En cambio, en verano optaremos por colores más lisos los cuales neutralizan mejor el calor, y siempre por las fibras naturales en algodón.

En cuanto a la temperatura, también tendremos que saber elegir bien nuestro relleno nórdico. Para eso debemos tener en cuenta donde vivimos porque según donde estemos geográficamente habrá más humedad, menos grados o sequedad ambiental… También debemos tener en cuenta el aislamiento de nuestro hogar, y sobre todo cuanto de sensible somos al frio, porque eso sí que es muy personal. Con todo esto decidiremos si queremos un mayor o menor gramaje y elegir la calidad de la fibra y sus tratamientos.

Todo esto te hará ganar en comodidad y mejorará la calidad del descanso.  Saber qué tejido usar te evitará pasar frío o calor según la época en la que estés.

Para ello los especialistas de Dormitienda generan directamente a nuestros clientes una serie de preguntas para ayudarte a elegir el mejor de los tejidos según la necesidad de cada uno de nosotros.

Para ello disponemos de una amplia gama de productos. Entre ellos podemos comprar edredones, protectores de almohada, protectores de colchones  y Topper , para que disfrutes de un descanso merecido. En Dormitienda somos especialistas en descanso y fabricamos en España desde hace más de 50 años.

Volver a noticias