0

Los espejos son elementos decorativos que se pueden colocar en cualquier estancia, pero hoy nos vamos a centrar en la colocación de los espejos en nuestro dormitorio.

La colocación de espejos aporta más luz a la estancia dando una sensación de mayor amplitud, profundidad, siendo más beneficioso en las habitaciones de menor tamaño. Pero, además es un elemento de decoración fundamental, ya que lo podemos encontrar de muchas formas, tamaños y colores. En nuestro dormitorio, el espejo no solo va a ser un elemento de decoración que aporta luz y profundidad, sino que además es muy práctico a la hora de vernos reflejados en el cuándo nos cambiamos de ropa, nos arreglamos el pelo, nos maquillamos e incluso cuando nos vamos a dormir.

El Feng Shui es una técnica, una filosofía china, que busca el equilibrio de la energía de cada persona a través de la orientación y distribución de los espacios en los que se desarrolla su vida. Según esta filosofía, no solo nuestras acciones y pensamientos influyen en nosotros, sino que también el espacio y objetos que nos rodean.  Pues bien, el Feng Shui lo llevamos hasta la decoración de nuestro hogar, y en este caso a nuestra habitación. Para esta filosofía, el dormitorio es el ambiente más importante de la casa y por lo tanto donde debemos colocar un espejo para neutralizar los aspectos negativos. Para ello cuando decoramos nuestra habitación debemos saber muy bien donde poner nuestro canapé abatible o canapé fijo, también es importante ver donde ponemos nuestro cabecero e incluso que altura debe tener el colchón.

Debemos saber entonces que, los espejos tienen que estar colocados de una manera estratégica para obtener la energía deseada. Nunca se deben colocar los espejos frente a puertas y ventanas porque si no la energía se reflejara, y tal como entra la energía, volverá a salir. Asimismo, los espejos tampoco se podrán colocar delante de nuestra cama porque, según la teoría dice que si nos vemos reflejados en el espejo mientras dormimos, se cree que la energía se agotara por la noche y nos hará levantarnos más cansados.

Entonces, ¿Dónde podemos colocar nuestros espejos en nuestros dormitorios?

Uno de los lugares donde podemos colocarlos será encima del cabecero de nuestra cama, bien con un espejo que mida el mismo ancho de nuestro cabecero, o bien haciendo una composición de varios espejos. También podrá colocarse encima de la cómoda o tocador, o incluso en el armario, bien en la parte exterior o interior.

Son muchas las personas que, a pesar de dormir durante toda la noche, se sienten agotados al día siguiente por no haber logrado el descanso que necesitan. Es muy importante conseguir un descanso rodeado de buena energía que nos ayude a regenerar el sueño y fortalecer nuestro Qi (flujo de energía vital). Si utilizamos la técnica del Feng Shui en nuestro dormitorio lograremos favorecer el descanso, pero es muy importante también la elección de una buena almohada y un buen Colchones que nos facilite el sueño. Para ello debemos escoger la medida del Colchones y la firmeza para evitar cambios prematuros, además según el espacio de la habitación escoger un canapé abatible para mantener el orden nos ayudara a dormir con la mente más despejada disfrutando así del descanso. En Dormitienda puedes encontrar también cabeceros sobre los que luego poner un espejo y conseguir esa armonía necesaria en tu habitación. Los puedes encontrar de diferentes modelos, así como también puedes encontrar canapés tapizados en polipiel, tela chenilla, etc.

En Dormitienda tambie fabricamos camas nido para habitaciones infantiles teniendo en cuenta el espacio y generando visualmente una sensación de orden y amplitud.

0
TU CARRITO
  • No hay productos en el carrito.