fbpx

Top Blog dormir en el sofá - Dormitienda

¿Porqué no es bueno dormir en el sofá?

El sofá es un mueble en el que pasamos muchas horas durante la semana, ya que podemos hacer múltiples cosas en él desde ver la TV, pasar un rato agradable con la familia, disfrutar de la lectura o incluso descansar o quedarnos dormidos en el. Para muchos, tirarse un rato en el sofá después de comer es algo necesario y que es indispensable durante todos los días. En cambio, quedarse dormido en él no es del todo recomendable. Hoy en el blog de Dormitienda os explicaremos cómo afecta a nuestra salud dormir en el sofá. 

Es normal que alguna vez nos hayamos quedado dormidos en el sofá, pero es algo que no deberíamos de convertir en un hábito diario ya que tiene multitud de inconvenientes. Cuando dormimos en el sofá, implementamos la mala postura de nuestro cuerpo, lo que puede generar dolores en las lumbares, cervicales y además posibles hernias en dichas zonas. No solo supone ciertos dolores en diferentes partes del cuerpo, si no que también afecta a nuestra salud a largo plazo. A continuación, os explicaremos algunos factores por los que no es buena idea dormir en el sofá:

  • Interrupción en el descanso: Es muy probable que mientras estemos realizando el periodo de descanso en el sofá suframos de despertares nocturnos o incluso dolores en ciertas partes del cuerpo. Esto es debido a que muchos de los sofás no están preparados para ello y carecen de materiales preparados para disfrutar del descanso de alta calidad.
  • Malas posturas: Los colchones están altamente preparados para mantener la postura perfecta y la curvatura perfecta de nuestra espalda durante el periodo de descanso. En cambio, los sofás no están preparados para dormir, por lo que puede generar dolores en diferentes zonas del cuerpo. Aunque nuestro sofá sea de alta calidad, nunca va a estar igual de preparado que un colchón para la hora de dormir. 
  • Materiales del sofá: Los sofás han sido diseñados para realizar múltiples tareas en las que no entra el dormir por las noches. Por ello, sus materiales no están adaptados para el descanso nocturno por lo que nuestro suelo será de baja calidad. En cambio, los sofás cama sí que pueden cumplir la función de cama durante un corto plazo, aunque no está equiparado a lo que nos puede ofrecer un colchón de buena calidad.
  • Sueño deficiente: Para poder realizar un descanso de alta calidad durante todas las noches, a parte de disponer un buen colchón y una almohada de alta densidad, debemos de establecernos horas exactas todos los días. En cambio, dormir todos los días en el sofá nos reconduce a rutinas de sueño perjudiciales lo que desemboca en disponer de un bajo nivel de energía durante el día a día.

A veces, es inevitable quedarnos dormidos en el sofá mientras vemos una película después de comer o disfrutamos de los momentos de lectura nocturnos. En cambio, este hábito no tiene que convertirse en una rutina cotidiana ya que nos estamos olvidando de disfrutar de uno de los mejores placeres que nos ofrece un buen colchón, el descanso de alta calidad. Por ello, debemos de escoger un colchón aconsejandonos siempre de los profesionales. En Dormitienda, tras más de 25 años de experiencia en el sector del descanso y con más de 85 tiendas físicas en España, disponemos de colchones viscoelásticos como de muelles ensacado y gel que nos permitirán disfrutar de un descanso reparador durante lo largo de la noche y afrontar nuestro día a día de la mejor forma posible. Para cualquier duda, consulte www.dormitienda.com o puede contactar al 900 70 10 78.

Volver a noticias