fbpx

Hiegiene corporal - dormitienda

¿Por qué es importante tener una buena higiene corporal?

Hoy en día, la mayoría de personas no son conscientes de la importancia de mantener una higiene saludable antes de irse a la cama. Prestar atención a nuestra higiene personal juega un papel fundamental en el desarrollo tanto de nuestra salud como en prevenir futuras enfermedades. Este es un aspecto que forma parte de uno mismo, se dice que deriva del autoestima de cada persona, pero a su vez, es algo que no se puede perder.

No debemos de olvidar ducharnos y asearnos diariamente, ya que de esta forma, reemplazamos los olores producidos por la transpiración y sudor. A su vez y de esta forma, se evita también la presencia de gérmenes y bacterias.

La habitación es nuestra zona de confort y lugar privado donde poder disfrutar de lo que nos apetezca en cada momento. Por ello, consideramos que es muy importante mantener esta siempre limpia y aseada para un mayor descanso y desconexión total. A parte de mantener una buena higiene corporal, desde Dormitienda, también recomendamos cuidar los diferentes aspectos: Higiene bucal, de manos, de pies, nasal, auditiva, de ropa y calzado y sexual.

Mantener la cama siempre en buenas condiciones se presenta muy importante. Según los expertos, es necesario lavar las sábanas todas la semanas al menos una vez. Crear hábitos de limpieza siempre nos hará llevar una vida más saludable. Entre ellos, consideramos importante airear la habitación de forma habitual ya que es un hábito muy saludable, debido a que el aire debe de ser renovado constantemente para mantener un espacio respirable y sano.

La ducha diaria es una costumbre que se debe de mantener. Durante el día, hacemos deporte, estudiamos, trabajamos, sudamos … etc.. por lo que darse una ducha después de realizar todas estas tareas es imprescindible. 

Ducharse después de cenar y lavarse los dientes nos ayudará a relajar nuestros cuerpo y con ello nuestra mente.

Sentir el tacto suave y la sensación de frescor y limpieza que te ofrece la ropa de cama  inicita en muchas ocasiones a disfrutar de un máximo confort y una sensación de dormir en una nube.

En conclusión, desde Dormitienda os aconsejamos realizar una ducha diaria antes de entrar a la cama, para que de esta forma desaparezcan todo tipo de gérmenes y bacterias y a su vez, mantengamos la zona de confort siempre en buenas condiciones para disfrutar de un sueño más reparador.

Volver a noticias