Beber agua antes de dormir

Durante la noche las glándulas salivales tienen menos actividad y durante el sueño nuestro cuerpo consume agua y se deshidrata. El agua de la mañana es fundamental, ya que la deshidratación perjudica al funcionamiento de nuestras células, nuestros tejidos y nuestros órganos.

En torno a un 70% de nuestro organismo está compuesto por agua y perdemos continuamente líquido mediante sudor y orina, por ello hay que tratar de ayudar al cuerpo a recuperarlo.

Se recomienda beber 2 litros de agua al día para mantenernos correctamente hidratados y así estar en forma física y mental. Con el agua se mantiene la temperatura corporal adecuada, se eliminan los desechos y toxinas que producen los órganos de manera natural y el proceso digestivo se desarrolla equilibradamente. El agua también transporta y distribuye vitaminas, minerales y compuestos orgánicos esenciales.

Existen unos momentos del día para tomar agua que mejoran el funcionamiento del organismo. De acuerdo con los cardiólogos, debemos empezar el día tomando dos vasos de agua para ir activando los órganos internos. 30 minutos antes de cada comida, debemos tomar un vaso de agua para ayudar a realizar la digestión e incluso antes de bañarnos o ducharnos, un vaso de agua ayudará reducir la presión sanguínea.

A nivel general, los beneficios del agua son muchos y muy variados, afectando a cuestiones tan diversas como: el rejuvenecimiento de la piel, la limpieza del organismo de toxinas y otras impurezas, mantenernos lúcidos y concentrados, ayudarnos a adelgazar o mejorar el tránsito intestinal.

¿Pero cuáles son las ventajas y desventajas de beber agua antes de dormir?

Beber agua con exceso antes de dormir puede ser perjudicial  ya que hará que nos despertemos para ir al baño y después volver a dormirnos puede ser difícil. Si eres del tipo de persona que no recupera el sueño con facilidad, lo mejor es que consumas agua hasta dos horas antes de acostarte y cumplirás con los requisitos de hidratación de tu cuerpo sin tener que levantarte.

A no ser que esté contraindicado por tu médico hidratarse antes de dormir es bueno para la salud. Estos son los beneficios:

  1. Disminuye la posibilidad de calambres
  2. Previene derrames cerebrales e infartos
  3. Regula la presión de la sangre
  4. Contrarresta los efectos del alcohol

Entre los beneficios de beber agua antes de acostarse también destacan sus propiedades como limpiador natural. Y es que, un vaso de agua antes de ir a la cama proporcionará a nuestro cuerpo los suministros indispensables para limpiarlo, desde el tracto digestivo superior a los músculos.

Desde Dormitienda te recomendamos el uso de colchones naturales como Dorminatura que permitan la perfecta transpiración de tu piel y ayuden al mantenimiento de tu temperatura corporal.

Call Now Button