Desconectar en vacaciones

  • desconectar en vacaciones

Desconectar en vacaciones es muy importante y tiene muchos beneficios para nuestra salud y también para nuestra productividad. Pero muchos no somos capaces de desconectar totalmente.

Normalmente nuestros niveles de cortisol y adrenalina son altos en nuestro día a día y especialmente durante la jornada laboral. El cortisol actúa como anti-inflamatorio y nos ayuda a aguantar largas jornadas laborales.

Para muchos durante las vacaciones resulta difícil vaciar la mente y disfrutar del momento ya que va en contra de lo que se valora en nuestra sociedad: esfuerzo, productividad, competencia, anticipación. Los motivos de este fenómeno pueden ser, el exceso de responsabilidad, la invasión de un sentimiento de culpabilidad o miedo a perder el trabajo y la revisión constante del teléfono y el correo electrónico para asegurarnos de que seguimos en control.

Algunos estudios calculan que una de cada tres personas que se va de vacaciones no desconecta totalmente del trabajo.

Pero en realidad esta desconexión es muy necesaria para cumplir con todas aquellas responsabilidades que asumimos en épocas de trabajo. Desconectar de los correos electrónicos y las llamadas y disfrutar del “aquí y ahora” ayudará a que nuestra mente se despeje. Descansar, tomar vacaciones y relajarnos nos ayudará a reducir el estrés laboral y a reducir nuestra ansiedad. También mejorarán algunos síntomas relacionados con el estrés como son los dolores de cabeza, de espalda o la opresión en el pecho. Podremos organizar mejor las rutinas de sueño, alimentación y ejercicio, por lo que nos sentiremos mejor y más descansados.

Cuáles son los beneficios de descansar y desconectar en vacaciones?

  • Nuestra salud. Se ha demostrado que unas buenas vacaciones son tan importantes para tu salud como una dieta equilibrada o el ejercicio, alejarse de los focos de estrés reduce las afecciones cardíacas y en definitiva alarga nuestra esperanza de vida.
  • Tiempo para nosotros. En los periodos de vacaciones, solemos tener más tiempo para relajarnos, para disfrutar de nosotros y pensar en nuestras cosas de una forma más relajada.
  • Beneficios psicológicos. Las vacaciones también pueden ayudar a mejorar ciertos síntomas de malestar psicológico como ansiedad y estrés y reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés.
  • Incremento de la productividad. Es uno de los beneficios esenciales de las vacaciones, un descanso productivo, trae consigo una mayor actividad productiva, te sentirás más eficiente y con más ganas de emprender nuevos retos y objetivos.
  • Seremos más creativos. Aumentarás tu creatividad dando pie a la creación de nuevas ideas, puesto que dejas de centrarte en lo de siempre y activas muchas más áreas que sueles dejar de lado.
  • Tiempo en familia. Al disponer de más tiempo libre para compartir con la familia y amigos, también nos sentiremos más felices. Con la felicidad, llega la calma y seguro que las noches con sueños más profundos. Y no hay nada más saludable que un sueño reparador.

Desde Dormitienda te recomendamos que durante tus vacaciones utilices un buen equipo de descanso. En nuestra nueva colección encontrarás los mejores colchones para que consigas descansar adecuadamente y cojas fuerzas para volver al trabajo con más energía.

 

 

 

 

 

Call Now Button